This Blog is also available as an RSS Feed

Características

El descubrimiento de la singular ave nacional de Puerto Rico

Si visita Puerto Rico, quizás, repare en una pequeña ave, que tiene dos líneas blancas que cruzan su rostro y anda por dondequiera. Es la Reina mora (Spindalis portoricensis), el ave nacional de Puerto Rico. Se encuentra en toda la isla y desempeña una función esencial en la diseminación de las semillas y la reproducción de las plantas. De este modo, es una parte esencial del ecosistema de Puerto Rico; en este país, toda clase de amantes de la naturaleza aprecian esta ave.

El Spindalis portoricensis pertenece a la especie de las tanagras y es endémica de Puerto Rico. Se lo puede identificar con facilidad, debido a las dos líneas blancas que cruzan la parte posterior de su cabeza. Una se encuentra por debajo del ojo, y otra, por encima de él. Los machos tienen colores más vivos que los de las hembras, ya que su cuello y pecho son de color anaranjado brillante, y las puntas de sus alas, que pueden ser grises o negras, tienen pequeñas líneas blancas. La hembra es menos colorida; su color es verde oliva opaco y apenas pueden verse las líneas blancas que están en las puntas de sus alas. Los machos son ligeros, pero más grandes que las hembras. En un macho, la envergadura promedio (de las alas) es 85 milímetros. El Spindalis portoricensis se alimenta, principalmente, de frutos y disfruta de la variedad que ofrece la isla. Sin embargo, también se alimenta de insectos y lagartijas, cuando tiene la oportunidad de hacerlo. El ambiente natural de la Reina mora sufrió los efectos de la acción del hombre y, en la actualidad, muchas veces se los encuentra en plantaciones en lugar de la Reserva natural de El Yunque. También suelen frecuentar jardines y se los puede atraer con azúcar para que se acerquen a las casas. De hecho, quizás el único lugar en el que no pueda encontrar esta pequeña ave sea a una altura superior a los 1000 metros sobre el nivel del mar.

El Spindalis portoricensis también cuenta con una manera genial de defender sus polluelos o huevos. Con frecuencia estas aves anidan cerca de otras iguales. Esto les permite amedrentar a los depredadores con el fin de disuadirlos de atacar sus nidos. Incluso intentarán amedrentar a serpientes, como la boa puertorriqueña, con el fin de proteger sus nidos. El éxito o el fracaso de este comportamiento dependerá, en gran medida, del depredador y la ferocidad de sus ataques. Por eso, la próxima vez que visite la isla o cualquiera de sus bellos destinos, tenga sus ojos bien abiertos para no perderse a esta ave, pequeña y fascinante. Sin duda, nombrar al Spindalis portoricensis ave nacional de Puerto Rico fue una excelente selección.

 





Combine Flights?













New Business Users, read more and join on the Business Affiliates page.

New Individual Users, join on the Forum Users Registration page.