Morro de San Juan de Puerto Rico

En tiempos de la colonia, todo el mundo que llegaba a San Juan de Puerto Rico, lo hacía por mar, y lo primero que veían era el Castillo de San Felipe del Morro dominando la entrada de la bahía de la ciudad. Se comenzó a construir en 1539 con una simple torre, que formaba parte de un sistema de fortificaciones para toda la ciudad vieja. Los españoles se pasaron más de 250 años fortificando este lugar, lo que da a entender lo preciado de este enclave para ellos, ya que desde aquí controló el acceso comercial de y hacia el Nuevo Mundo, protegiendo el rico puerto de cualquier ataque por mar. Hoy en día todo el acceso al castillo, es una gran zona de esparcimiento muy bien cuidada donde pasear, volar cometas o tumbarse al sol en el pasto (foto 1). Se accede al castillo por una entrada sobre un puente que permite franquear el foso (foto 2). Y una vez dentro ya somos libres de recorrer almenas (foto 3), túneles y pasadizos (foto 4), muros y defensas (foto 5). Cualquier lugar, está comunicado con la plaza principal (foto 6), lugar donde la guarnición se reunía para sus desfiles o instrucción, y el pozo situado en el centro, da acceso a tres grandes cisternas de agua de lluvia, suficientes para abastecer a la tropa durante un año. Me fijé que ondean tres banderas diferentes: en el centro la de Puerto Rico, a un lado la de los EE.UU.., ya que Puerto Rico es un estado libre pero asociado a ellos, y al otro lado ondea la vieja bandera de la armada española, supongo que en reconocimiento a su construcción (foto 7). En definitiva este es el lugar histórico más emblemático de Puerto Rico, se encuentra perfectamente conservado (foto 8) y es muy agradable de visitar en familia (foto 9), siendo además totalmente accesible ya que en la ciudad vieja de San Juan funciona un trolebús turístico gratuito que te deja en la puerta de todos los lugares turísticos sin necesidad de caminar absolutamente nada... Info y Fotos. Pulsar el Link : http://www.escaners.info/Sjpr2.htm